El poder de la televisión

MrRobotCualquiera que esté un poco al día en el ámbito de la seguridad y de las series de televisión sabrá que ahora mismo tenemos una serie que refleja una gran cantidad de aspectos de la cultura cyberpunk actual y que está llamando poderosamente la atención: Mr. Robot.

Esta serie narra las historia de Elliot Alderson y tiene una serie de peculiaridades que la hacen distinta a las demás. Y una de las que más llama la atención es que los “hackeos” son bastante reales. Nada de aporrear las teclas hasta conseguir un “Access Granted”. Las herramientas que se ven en pantalla son reales y su uso es el adecuado (como Wired se encargó de recopilar) y eso es muy raro hoy en día.

Los productores de la serie han llevado a cabo a un exhaustivo trabajo de investigación sobre la cultura hacker y la han plasmado con fidelidad en la pantalla. Un ejemplo claro de ello es una secuencia en la que instalan un spyware en un teléfono Android, y como corresponde a la aplicación Flexispy.

Sin embargo, de todo lo que he leído hasta ahora de la serie, lo que más me ha llamado la atención es la historia del mail que utiliza el protagonista: Protonmail. Al igual que todas las demás, este servicio de correo alojado en Suiza ofrece un servicio en el que la seguridad es el elemento distintivo.

En su blog, la propia empresa cuenta como los productores de la serie se pusieron en contacto con ellos y, tras hacer una profuna investigación sobre la seguridad en distintos sistemas de correo, eran capaces de ver la diferencia técnica entre el servicio que ofrecia la empresa y los de su competencia. Sin embargo, siendo esto llamativo y seguro que raro (no hay más que ver como se tratan los temas informáticos en la televisión), no es lo más interesante de la historia.

En una de las conversaciones con el equipo de Mr. Robot, estos les indicaron que una persona tan obsesionada con la seguridad como Elliot agradecería tener un sistema de monitorización que le permita conocer cuando se mandó un correo, la última vez que se accedió al sistema o los intentos fallidos de login. Y esa idea les pareció tan interesante al equipo de Protonmail que lo añadieron en la siguiente versión.

Muchas veces decimos que no tenemos que creernos lo que vemos en televisión, y es cierto. Sin embargo, series como esta que buscan representar de forma tan fiel algo tan minoritario como la cultura hacker, te reconcilian con el medio.

A veces, yo sí veo la televisión.

Borja Sanz
Acerca de
Investigador de S3lab
Expertise: Malware, Artifical Intelligence, Mobile Security, Android

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.