Investigación en seguridad (V) – 4 errores, 1 fracaso

errors_PhdComicsEn esta serie de posts acerca de cómo comenzar a investigar en seguridad de sistemas, hemos visto los primeros pasos sobre cómo elegir tema, director, como realizar el primer plan de trabajo y, en la anterior entrega cómo se realiza (con una visión general) una contribución científica en este área. En este punto, vamos a hacer una pausa sobre cómo ir avanzando en nuestra investigación para enumerar errores que suelen comunes en estas primeras etapas, para que así podamos evitarlos. Algunos de éstos ya se han sugerido en entregas anteriores y muchos obvios, pero no está de más recordarlos.

  1. Elegir un tema que no nos atrae demasiado. El mayor error que podemos cometer en una investigación (doctoral o no), es elegir un área y un tema que no nos guste. La investigación no es un trabajo (o no debería serlo) de 9 a 5, es algo que nos tiene que obsesionar y apasionar hasta el punto de perder la noción del tiempo. Si elegimos de antemano un tema del que lo más que pensamos está por debajo o igual de la expresión “No está mal”, hemos cometido un gravísimo error. Puede que, si somos estudiantes de doctorado, acabemos la tesis doctoral, pero no haremos investigación de primer nivel porque requiere un nivel de compromiso que sólo se puede obtener si hay vocación. Los motivos para hacer esto son variados y el más común es el de disponibilidad y no querer mudarse y hay que evitarlos.
  2. No hablar/discutir/pelear con el director de tesis/supervisor. Como ya comentamos en la primera entrega, nuestro director de tesis tiene que reunir unas ciertas características que garanticen que se implique en nuestra investigación. Ahora bien, como doctorandos tenemos la obligación de tratar de aprovechar su experiencia y eso pasa por discutir y hablar todos los aspectos de nuestra investigación en curso. Y, desde luego, si en algo no estamos de acuerdo, no simplemente aceptarlo, explicar motivos y discutir. De esas discusiones van a surgir nuevas ideas, del silencio y la servidumbre, no.
  3. No querer escribir. Es bastante común en Computer Science, que nos encante la parte más técnica, pero que odiemos las tareas de escritura. Sin embargo, como científicos, vamos a tener que escribir para comunicar nuestros resultado. De hecho, si en nuestra carrera conseguimos un puesto de faculty con un grupo, vamos a tener que escribir aún más: apuntes para clase, research grants, informes varios, etc.. Por esta razón, es importante que, desde el principio vayamos cogiendo soltura en la escritura y, quien sabe, hasta nos comience a gustar (o al menos no la odiemos). Suelo dar el consejo de que leer muchos artículos científico de nivel, pensando como un revisor porque así podemos ver aciertos y errores en la escritura que hacen que nos guste o no el artículo y, así, sepamos valorar una escritura clara y ordenada.
  4. No llevar registro de lo que se está haciendo. Cuando estamos realizando una contribución de primer nivel, es normal realizar una gran cantidad de pasos y selecciones que luego en nuestro artículo científico tienen que estar justificados. Como, en ocasiones nos llevará mas de 8 meses de esfuerzo, es muy normal, que lo que nos parecía tan obvio hace 3 meses, ya no recordemos por qué lo hicimos. Por eso, hay que llevar registro de todo lo que se hace y la razón por la que se hace. Pese a todo, es probable que, aún llevando registro, alguna cosa se nos pase y tengamos que volver atrás.

Existen más errores que podemos cometer, pero éstos son los que nos llevarán al fracaso absoluto. En la siguiente entrega hablaremos de cómo escribir una contribución y de su estructura.

Igor Santos
Acerca de
Investigador de DT
Expertise: Systems Security; Project Management

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.