Cómo el hacking podría cambiar la historia

Me parece que se me había pasado comentaros pero…

Aunque el hacking empezó como una simple diversión para un grupo de jóvenes entusiastas, mucho ha cambiado desde entonces. Hoy en día, todos los países tienen, en mayor o menor medida, un grupo de respuesta o ataque de este tipo. Los ejemplos más claros serian la NSA y el CERT/CC (en el cual tuve la suerte de poder trabajar temporalmente) de Estados Unidos. Estamos viviendo lo que será recordado como el principio de las guerras digitales, donde los soldados usan teclados en lugar de fusiles automáticos.

Estas afirmaciones no son simples suposiciones o ciencia ficción, ya se han confirmado varios ataques de este tipo, que tenían como objetivo las infraestructuras críticas o datos de inteligencia de diferentes países. El primer caso descubierto fue Stuxnet, en 2010. La finalidad de este malware era hacer explotar los centrifugadores de Uranio de una planta de enriquecimiento nuclear de Iran, modificando los PLCs (Programmable Logic Controllers) de los mismos. Un año después, se descubrió el malware conocido como Duqu. Su objetivo en este caso no era hacer explotar nada, sino que se dedicaba a obtener información que posteriormente podría ser usada para realizar ataques similares a Stuxnet en diferentes sistemas de control industrial.

Tan solo un año más adelante, se descubrieron dos prueba más de estas batallas digitales, los malware Flamer y Gauss. Estos malware dejaban a un lado el apartado industrial y se centraban en obtener otro tipo de información privilegiada. Gauss se focalizaba en el robo de contraseñas y datos bancarios, pero Flamer iba un paso más, monitoreaba todo lo que el infectado escribía, e incluso específicamente guardaba las llamadas realizadas por Skype. Más recientemente, Ukrania ha sufrido dos ataques (Diciembre 2015 y 2016) que tiraron la red eléctrica de determinadas ciudades, utilizando el malware BlackEnergy. El último caso de este tipo apareció en 2017, que el malware Industroyer salió a la luz. A diferencia de los casos previos, este malware es altamente customizable, y permite atacar un gran número de sistemas de control industrial utilizando diferentes protocolos de comunicación.

A pesar de todos estos ataques altamente sofisticados, muchas infraestructuras criticas no están correctamente protegidas, y personas sin un alto conocimiento pueden a llegar a causar grandes problemas. Durante muchos años, este tipo de sistemas basaban gran parte de su seguridad en la conocida como security by obscurity. Principalmente, ocultaban su diseño e implementación para impedir o dificultar los ataques hacia ellos. Aunque basar tu seguridad en este concepto es completamenta incorrecto en cualquier momento, podía llegar a funcionar cuando estos sistemas estaban aislados, pero en la época de la hiperconectividad, esto no tiene ningún sentido. Actualmente existen varios buscadores de dispositivos conectados a la red, que permiten localizar sistemas vulnerables (o sin contraseña) en cuestión de segundos, sin la necesidad de realizar costosos escaneos globales.

Parece que las batallas digitales no son casos aislados, y que cada vez son más comunes. Si quieres estar preparado, te recomendamos empezar ha preocuparte por estas cosas, porque se dispararán varios unos y ceros durante las próximas décadas.

El que avisa no es traidor.

Iskander Sanchez-Rola
Acerca de
Content Director/Researcher at DT
Expertise: Web Security, Privacy, Reverse Engineering, Malware
iskander-sanchez-rola.github.io
Un comentario en “Cómo el hacking podría cambiar la historia
  1. Loly Rubio dice:

    El espionaje existirá sin duda en varios paises y a muchos niveles de temas. La defensa, se entiende. El ataque, menos, si no es por defensa. Se puede preveer mucho? Lo dudo y es una parte de casi locura humana el tener q vivir con muchas precauciones. Siempre mejor la igualdad en la diversidad. En medio, la realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.